Hoy en día la celulitis está a la orden día. Es probablemente uno de los problemas estéticos que más afectan a las mujeres una vez superada la pubertad. Se caracteriza por la aparición de hoyuelos, de más o menos tamaño, alrededor de los muslos, glúteos y otras áreas del cuerpo. Son las zonas en las que se acumula más grasa cercana a la piel. Incluye alteraciones de los tejidos fibrosos provocando la famosa retención de líquidos y producción de excesiva cantidad de estrógenos. Por este motivo por el que suele presentarse la celulitis, principalmente, en las mujeres.

¿Qué tipos de celulitis hay?

Encontramos varios tipos de celulitis según su aspecto y origen. Consideramos que es importante diferenciar las celulitis para saber aplicar un tipo de tratamiento u otro dependiendo de sus características. O incluso, como evitarla.

  • Celulitis blanda: la más común. Se presenta principalmente en la zona donde hay más acumulación de grasa provocando flacidez. Este tipo de celulitis no suele ser dolorosa y suele notarse en las zonas de los glúteos y los muslos. Esta celulitis suele darse a partir de los 40. Sobre todo, en perfiles de gente que no tiene actividad física o que han sufrido un cambio brusco de peso. Por ejemplo, adelgazando drásticamente en un periodo corto de tiempo.
  • Celulitis dura: es una celulitis más avanzada siendo masiva y compacta. Palpando con la mano ya se puede apreciar un acolchonamiento que pueda hasta incluso doler. A veces, con ligeros golpes la piel puede amoratarse y presentar cardenales. La zona afectada se mantiene rígida y tiene un aspecto de masa compacta. Una de sus principales características son las grietas de color rojizo o blanco que pueden aparecer debido a la gran distinción que hace que se rompan las fibras elásticas de la piel. A veces es difícil reconocerla porque puede afectar a mujeres jóvenes, que practiquen deporte, aunque tengan tejidos firmes y tonificados.
  • Celulitis edamatosa: es la menos frecuente, pero a la vez la más grave ya que las acumulaciones de grasa tienden a hincharse rápidamente. Principalmente afecta a los muslos y, con el tiempo, pueden degenerar en varices. Son muy fáciles de identificar ya que se distinguen a simple viste y suelen aparecer en la pubertad.

¿Cómo se combaten?

Lo más importante antes de realizarse cualquier tratamiento estético es llevar un estilo de vida saludable para intentar evitar la retención de líquidos, por ello es importante una buena hidratación, ya que cuanto más hidratada menos roturas sufrirá nuestra piel y menos acumulación de grasa habrá. Así como favorecer el consumo de alimentos cítricos, los cuales tienen propiedades desinflamatorias que te ayudarán a no retener líquidos y quemar grasa naturalmente.

También se recomienda evitar refrescos o bebidas con alto contenido de azúcar, ya que sus químicos favorecen la aparición de celulitis, así como mejorar tus hábitos de alimentación; comer alimentos con alto contenido en potasio como el plátano, reducir la cantidad de sal y evitar harinas blancas y azúcares refinados.

En To Be Aguilar Delgado os recomendamos dos de nuestros tratamientos estrella no invasivos para reducir la celulitis por completo. Son la maderoterapia y la mesoterapia corporal.

Maderoterapia

maderoterapia para eliminar celulitis

La maderoterapia es una técnica milenaria originaria de Japón, que trata todo el cuerpo en la misma sesión. Consiste sencillamente en un masaje con objetos de madera que consiguen tonificar, alisar la piel, reducir el depósito graso reafirmando el tejido. Es el tratamiento más natural que pone fin a la celutitis, ya que es cero invasivo. Reduce, drama y elimina toxinas. Una forma natural de cuidar las piernas y dar firmeza a los glúteos.

“Es un tratamiento que favorece la eliminación de la celulitis y la acumulación de grasa en diferentes partes del cuerpo. Además, es bueno para la circulación y el sistema nervioso, reafirma la piel y mejora la producción de sustancias naturales que favorecen la hidratación y elasticidad de la piel.”

– Explica la doctora Aurora Rodriguez-Huergo, jefa médico de To Be Aguilar Delgado

Gracias a estos masajes, conseguirás activar la microcirculación de tu cuerpo y eliminar la retención de líquidos. Es recomendable beber abundante agua para la eliminación de toxinas.

Mesoterapia corporal

La mesoterapia corporal es una técnica no invasiva cuyo principal objetivo es reducir la grasa localizada. Se realiza a través de la introducción de medicamentos por una vía intradérmico. Este tratamiento estimula el metabolismo favoreciendo la eliminación de la grasa, reduciendo la celulitis y mejorando la flacidez, la calidad y el aspecto de la piel de forma efectiva e indolora.

“La mesoterapia tiene múltiples indicaciones ya que estimula el metabolismo, reduce la grasa localizada y la celulitis o la piel de naranja, mejora el drenaje linfático, mejora la circulación periférica y el retorno venoso, además de mejorar el aspecto de la piel y la oxigenación de los tejidos.”

– Explica la doctora Aurora Rodriguez-Huergo, jefa médico de To Be Aguilar Delgado.

Tanto la maderoterapia como la mesoterapia corporal son dos tratamientos no invasivos que combaten la celulitis de tu cuerpo. En To Be Aguilar Delgado contamos con un equipo de profesionales que te asesorará con el tratamiento anti celulitis que más se adapte a tus necesidades. ¡Contáctanos o pide tu cita!