Comienza nueva estación y nueva temporada y eso implica cambio de armario, de piel ¡y también de cabello! Tras los meses de verano podemos notar nuestra piel y cabello más apagado y con algunas secuelas provocadas por los rayos del sol en concreto. Por eso al comienzo del otoño, es necesario hacer una puesta a punto para reparar los daños y prepararnos para los meses más fríos.

Desde de To Be! Aguilar Delgado recomendamos dos tratamientos, uno para el rostro y otro para el cabello, ya que son las zonas más expuestas y dañadas por el sol, la contaminación o el estrés.

“Una puesta a punto en otoño no solo es necesaria para reparar las secuelas del verano, sino también para fortalecer la piel y el cabello de cara al frío del otoño y del invierno, ya que las bajas temperaturas resecan y eliminan el brillo natural del rostro y el pelo.”

– Explica Aurora Rodriguez-Huergo, directora médico de To Be Aguilar Delgado.